Los riesgos de usar por períodos prolongados el aire acondicionado

Ok, ok, sabemos que con la llegada del verano y estas temperaturas difíciles de soportar usar aparatos como ventiladores o aire acondicionado puede ser una gran salvación. Pero para poder disfrutar de su uso debemos tener en mente algunos factores.

Es importante tener precaución al dormir con el aire acondicionado encendido, ya que puede tener riesgos para nuestra salud. El principal peligro es el enfriamiento excesivo, ya que pasar mucho tiempo expuestos al aire frío puede causar contracturas musculares y deshidratación, especialmente si no nos abrigamos adecuadamente durante la noche.

 

Además, los cambios bruscos de temperatura y humedad pueden afectar negativamente nuestro sistema respiratorio, aumentando el riesgo de resfriados, laringitis y faringitis. También puede causar problemas en la piel, el cabello y los ojos.

 

Por lo tanto, es recomendable usar el aire acondicionado de manera adecuada, regulando la temperatura y evitando que esté demasiado frío. También es importante abrigarse adecuadamente durante la noche y mantener una buena hidratación para contrarrestar los efectos del aire acondicionado.

Según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, hasta un 20% de los resfriados y bronquitis que ocurren en verano se deben al mal uso del aire acondicionado.

 

Cuando utilizamos el aire acondicionado para combatir el calor, es importante tener en cuenta que un ambiente demasiado fresco puede aumentar la diferencia de temperatura entre nuestro cuerpo y el entorno. Durante la noche, mientras dormimos, nuestra temperatura corporal disminuye naturalmente, por lo que inhalar aire frío puede ser perjudicial para nuestro sistema respiratorio.

 

¿Esto significa que tenemos prohibido usar el aire acondicionado? Afortunadamente no, simplemente es recomendable regular la temperatura del aire acondicionado a un nivel adecuado, evitando que esté demasiado frío, especialmente durante la noche. También es importante mantener una buena ventilación en la habitación y evitar cambios bruscos de temperatura. Si experimentamos síntomas como irritación en la garganta, tos o congestión nasal, es importante consultar a un médico para recibir el tratamiento adecuado.

Comparte en:

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Artículos Relacionados

Tal vez tu quieras leer:

Una Puerta del Sol solo para peatones

Hace tres años, comenzó el proceso de peatonalización de la Puerta del Sol. Desde 2020, solo los vehículos de carga y descarga podían ingresar a

Headline

Never Miss A Story

Get our Weekly recap with the latest news, articles and resources.
Políticas de cookies
Para ofrecer las mejores experiencias, utilizamos tecnologías como las cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento de estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o las identificaciones únicas en este sitio puedes revisarlas en: Políticas de Privacidad y Términos y Uso