Toldos vegetales: la iniciativa española que ayuda a enfrentar los efectos del cambio climático.

El diseño de infraestructuras que promuevan el cuidado del medio ambiente y luchen contra los efectos del cambio climático es de vital importancia. Permite hacer frente a los efectos del cambio climático y tienen el potencial de impactar positivamente en la calidad de vida de las personas. Además, refleja el compromiso de la sociedad y las instituciones con el cuidado del planeta y las generaciones futuras. Es una muestra de responsabilidad y respeto hacia el entorno natural y las comunidades afectadas por el desarrollo.

En este contexto, surgió una interesante iniciativa española en la ciudad de Valladolid: Toldos vegetales.

Los toldos son estructuras hechas con una tela tensada por un cable de acero. También tienen un espacio donde se coloca tierra sin plantas. Además, tienen un sistema de riego que gotea agua en ese espacio. Estos toldos están diseñados para ser colocados en la calle, como en las paredes de los edificios o en postes en las aceras. Su objetivo principal es proporcionar sombra en lugares donde el sol brilla constantemente. De esta manera, ayudan a proteger del sol y a mantener una temperatura agradable en esas áreas de la ciudad.

La finalidad de diseñar infraestructuras y llevar a cabo intervenciones que promuevan la sostenibilidad ambiental es mitigar los efectos del cambio climático, mejorar la calidad del aire y la gestión del agua, y aumentar la sostenibilidad de las ciudades. Estas intervenciones buscan reducir la huella ecológica y minimizar el impacto negativo que las actividades humanas tienen sobre el medio ambiente.

Los toldos vegetales ofrecen diversos beneficios, desde aspectos urbanísticos hasta ambientales. Proporcionan sombra en espacios públicos sin ocupar espacio adicional. Son ideales para áreas con mucha exposición al sol y también protegen de la lluvia. Además, permiten incorporar vegetación en áreas urbanas con poco espacio, lo que revitaliza lugares deteriorados o de difícil uso. Cada metro cuadrado de vegetación produce suficiente oxígeno para una persona durante todo el año. Además, filtran gases nocivos y mejoran la calidad del aire.

Los toldos vegetales también absorben gases nocivos como el NOX y el CO2, contribuyendo a mejorar la calidad del aire en su entorno. También ayudan a reducir la contaminación acústica al absorber y reflejar las ondas de sonido. A través de la evapotranspiración de las plantas, los toldos vegetales reducen la temperatura del entorno y ayudan a regular la humedad en el área donde se instalan.

Si te gustaría conocer más sobre esta iniciativa, puedes visitar su página web en este enlace.

Comparte en:

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Artículos Relacionados

Tal vez tu quieras leer:

Una Puerta del Sol solo para peatones

Hace tres años, comenzó el proceso de peatonalización de la Puerta del Sol. Desde 2020, solo los vehículos de carga y descarga podían ingresar a

Headline

Never Miss A Story

Get our Weekly recap with the latest news, articles and resources.
Políticas de cookies
Para ofrecer las mejores experiencias, utilizamos tecnologías como las cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento de estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o las identificaciones únicas en este sitio puedes revisarlas en: Políticas de Privacidad y Términos y Uso